“LA VUELTA A LA SEMI PRESENCIALIDAD DESNUDA NUESTRAS FALENCIAS” DIJO PATIÑO

Nilda Beatriz Patiño

“LA VUELTA A LA SEMI PRESENCIALIDAD DESNUDA NUESTRAS FALENCIAS” DIJO PATIÑO

Nilda Beatriz Patiño, Secretaria General del Gremio de los Docentes Autoconvocados se refirió a la vuelta a la presencialidad con preocupación por la salud y vida de docentes y alumn@s. Explicó que resulta lamentable la decisión de los gobiernos provinciales, nacional y las centrales nacionales docentes de aprobar y avalar por acción u omisión este corrimiento del Estado Nacional y Provinciales que dejó libradas a las provincias la decisión de la vuelta a las escuelas, bajo la evaluación de la Jurisdicción con lo que llamaron semáforo de Trotta. 

 Es lamentable, dijo, que luego de reclamar la vuelta a la Paritaria Docente eliminada por el gobierno de MM; actualmente ésta sea sólo una sombra, una caricatura. Una postal, una foto; pues se limita a aprobar lo que la Patronal dice, para luego salir a justificar lo que resulta injustificable. 

Esa política tan de los 90 es la que hoy se impone. Por ello las provincias, repiten ese esquema de borrarse, de descargar responsabilidades indelegables sobre la comunidad educativa y en particular sobre los docentes. A tal punto que podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la EDUCACION EN ARGENTINA DEJÓ DE SER GRATUITA. Desatada la Pandemia l@s docentes nos pusimos al hombro el sistema educativo, y con nuestros ingresos y recursos tecnológicos salimos a sostener la educación desde la virtualidad.  

Ahora con la vuelta a la presencialidad se redobla la apuesta; desde el Ministerio se arman reuniones para bajar órdenes, pero nada de asumir responsabilidad de organización y toma de decisiones. Se comunica, simplemente, que se debe volver y que la comunidad deberá hacerse responsable de esa vuelta. El personal docente tendrá innumerables tareas como recibir a quienes ingresan al establecimiento. L@s alumn@s que ingresan deberán traer además de barbijo, alcohol en gel, jabón para lavado de manos, un paño para limpiar objetos y un mantel (tipo repasador). Su recipiente con agua, porque no está garantizada esa provisión.  

Se les indicó en las reuniones que l@s docentes deberán controlar al momento del ingreso los signos visibles, cuando sabemos que hay asintomáticos; y tomar la decisión de quien ingresa o no. L@s docentes no son personal calificado de salud para tener esa responsabilidad. Además, si tuvieran síntomas descriptos como del Covid 19, deben tomar otra decisión como la de aislarlos en el espacio asignado para ello. 

Esto de dejar que cada escuela o colegio se organice como “la comunidad decida” es también un lavarse las manos. Pues estos directivos a veces –con más frecuencia de lo que pensamos– no son solidarios, empátic@s, ni just@s. Y esa organización resulta arbitraria, perjudica, sobrecarga de tareas, exige cuestiones ilegales. Frente a eso, uno se pregunta si cada escuela se convierte en un feudo, ¿existe el Ministerio de Educación? 

Esta pregunta tiene que ver con decisiones arbitrarias -por ejemplo- como establecer que no hay recreos y clausurar los baños, en vez de gestionar/exigir el personal necesario para un funcionamiento saludable y humanitario. Tampoco nadie asume la responsabilidad de otorgar los permisos de circulación para los docentes que deban asistir a los establecimientos, sugiriendo irresponsablemente que se los gestionen consignando “asistencia a comedores”; y si tuvieran inconvenientes que abonen la multa y que la escuela se los devolverá. Lo importante es no faltar. En ese sentido también, se animan a afirmar algo ilegal como “que a partir de ahora ya no habrá más licencias por atención a hijos, a parientes y solo se aceptará por razones particulares si se avisa con 24 horas antes” … denunció Patiño. 

Por ello, resulta importante decir a los docentes que sus horarios deben ser respetados y solo puede ser modificado con acuerdo de estos y para facilitar la organización de esos horarios reducidos sin perjudicar ni violentar derechos. También debe quedar claro que no puede duplicarse la tarea por el mismo salario. Si debe hacerse cargo de la virtualidad y, además, asistir a la presencialidad el horario de ese docente debe dividirse/equilibrarse a fin de organizar esa acción en el tiempo asignado, reconocido y por el que se le abona salarios. Tampoco es su obligación y responsabilidad la limpieza, sanitización y el comedor. Esas son tareas de Personal especializado, entrenado para ello y con insumos provistos por el Estado periódicamente. No corresponde exigir al docente que aporte a cambio de nota o puntaje para el Concepto Profesional 2020. O peor, debe denunciarse a quienes les amenacen si no aportan o colaboran. 


Asimismo, debemos tener claridad que no corresponde exigir a l@s docentes que “colaboren” con determinadas sumas de dinero para pagar a alguna persona para limpieza o comedor. 


Por todas estas situaciones y política del Gobierno Provincial, explicó Patiño haremos nueva presentación administrativa ante nuestras autoridades. Pero también iniciaremos acciones gremiales y en las redes como denuncia espontánea e instantánea; poniéndola a disposición de los colegas, quienes deben avisarnos y las subiremos. Además de empezar acciones coordinadas con otros Gremios Provinciales reclamando por esta grave situación. Para ello concretaremos el miércoles la tercera reunión con conducciones provinciales, seccionales y agrupaciones de más de quince jurisdicciones de todo el país.